Los pequeños detalles aumentan la seguridad

Cómo cerrarles el paso a los ladrones
Los ladrones conocen todos los puntos débiles de una casa - las puertas casi siempre son uno de ellos. Es posible engañar a los novicios (p.ej. instalando varias cerraduras), pero los ladrones saben exactamente, cómo abrirse paso por entradas aparentemente protegidas. -Además, muchos dueños de casa protegen solamente la puerta principal. Sin embargo, es más probable que los ladrones ingresen por puertas secundarias o a través del sótano-, asegura Friedhelm Schwake, experto para la seguridad de Teckentrup, fabricante de puertas. La policía dispone de una -Lista de productos comprobados- en la que figuran por ejemplo todas las puertas con una mejorada protección anti-robo.
Según la clasificación de la norma DIN existen las clases de resistencia WK1 hasta WK4. Las puertas de la clase WK2 ya resisten a intentos de forzar puertas con herramientas como destornilladores, alicates o similares - así se resisten a aproximadamente el 80% de intentos de robos. Solicite los certificados de ensayo de los renombrados fabricantes (como Teckentrup).


Fíjese en las entradas secundarias
Los dueños de casa muchas veces disponen de puertas principales seguras - sin embargo se olvidan de las entradas secundarias. Y justamente estas puertas a menudo se encuentran algo escondidas por lo que ofrecen buenas condiciones para ser violadas-, advierte Schwake. Incluso muchos pabellones de jardín y cenadores hoy en día disponen de mobiliario de gran valor, por ello es necesario protegerlos debidamente. Desde hace tiempo ya no es necesario instalar feas puertas de acero para obtener mayor seguridad. Las puertas de seguridad para sótanos de Teckentrup están disponibles en variados acabados, colores y con ventanas integradas, tiene mucha libertad para crear su propio diseño.

Los detalles en la construcción de la puerta definen cuánto se tendrá que -esforzar- el ladrón. Friedhelm Schwake menciona cuatro factores ejemplares que proporcionan mayor seguridad:

  • La suspensión de la puerta: Bisagras macizas con un llamado
    -seguro del bulón de la bisagra- fijan la puerta al marco.
  • Clavijas de retención adicionales: Sirven de anclaje entre la puerta y
    el marco en el lado abisagrado. Entonces, junto con la cerradura,
    estas puertas están protegidas en ambos lados,
    evitando así ser forzadas en un lado.
  • La protección anti-taladro y contra arrancamiento evita
    que sean forzadas con ganzúa, destornillador o alicate.
  • Cierres multipunto: Se enclavan en varios puntos del marco.